¿ Sabías que hay comportamientos que a ti te encantan, pero son cosas que tu perro odia que hagas ?  Efectivamente, son pequeños detalles de cariño que llevas haciendo toda la vida, pero en realidad tu perro lo detesta.

Desde Collares para perros vamos a repasar algunos de los hábitos que deberías dejar de hacer, ya que no hay que olvidar que son animales y no siempre les podemos tratar igual que a nuestros amigos.

Darle demasiados Besos y Abrazos

Los abrazos son gestos sociales humanos, aunque para nosotros sean maravillosos y expresen apoyo, amor o alegría, para los perros significa dominación, es decir, si un perro pone su pata encima de la espalda de otro, le está intentando dominar, por lo que nuestro perro se sentirá tenso, amenazado y asustado.

Por esta razón, el hecho de que un niño abrace a un perro, es una de las causas principales por las que estos animales llegan a morderlos.

Como en toda regla, existen excepciones, y perros que les encantará que les abracen. Aunque tú le abraces, puede que no reaccione igual al abrazarlo otro. Simplemente fíjate en su comportamiento. Si se pone tenso, aleja su cabeza de ti, evita el contacto con tus ojos, lame sus labios, mantiene su boca cerrada o baja las orejas significa que no le está gustando tu abrazo y no está cómodo. Así pues, mejor que trates de hacerles otro tipo de cariñitos.

Acariciarle la Cabeza

Aunque no lo creas,  una de las cosas que tu perro odia que hagas es que le toquemos la cabeza. Nuestro perro quizás nos lo permita por respecto, ya que para él somos el líder de la manada, pero eso no significa que le guste. Esos pequeños golpecitos en la cabeza en plan “Buen Chico” o las caricias en el cráneo y los mofletes son molestas e incluso algo dolorosas para nuestras mascotas, puede que se sientan intranquilos al invadirle su espacio.

La mejor forma de acariciar a un perro es acariciando su lomo o su cuello por la parte alta y terminando cerca de su cola. ¡Te lo agradecerán!

Tocarles los pies

patas perroOtra de las cosas que tu perro odia que hagas es córtale las uñas, ya que cuando lo haces retira sus patas. Pero no es esto lo que realmente le molesta, sino que le toques las plantas de los pies. ¡Son extremadamente sensibles al tacto! Por extraño que parezca, al tocarlas estamos causándole cosquillas, pero cosquillas molestas. Por eso, debemos de evitar tocarle sus patas y rascarle su barriga si queremos que disfrute de las cosquillas.

Salir a pasear con prisa sin poder explorar ni olfatear

Es importante que nuestro perro sepa caminar de forma obediente a nuestro lado, pero también debemos de permitirle explorar sus alrededores y darle tiempo de olfatearlo todo.

Los perros le dan mucha importancia a su sentido del olfato. Gracias a ello, extraen toda la información del entorno que les rodea. Así pues, debemos evitar esos paseos cortos y apurados para volver a casa.

Ve a lugares nuevos, barrios y caminos diferentes para que tu perro disfrute olfateándolo todo y dale libertad de que se sienta feliz.

Mantener la correa tirante y darle tirones durante el paseo

Los perros pueden entender nuestro lenguaje corporal, así como nuestro nivel de tensión. Por esta razón, si mantienes la correa tensa durante los paseos estas elevando el nivel de estrés, frustración y excitación de tu perro.

Mantener la correa tirante tirante durante sus paseos es otra de las cosas que tu perro odia que hagas. Sin darte cuenta, le estás mandando un mensaje de alerta, nerviosismo o huida, de lo contrario, si la mantienes más suelta, tu perro estará calmado y relajado.

De la misma manera, no le gustará que le vayas dando tirones con la correa constantemente. Esto le mantendrá en alerta, consciente de que no puede escapar aunque lo necesite.

Sabemos que con los perros grandes y fuertes es difícil no pegar algún tirón, pero puedes utilizar arneses antitirores que ayudan a esto y no lastiman al perro.

Ellos quieren disfrutar del paseo parando, oliendo, haciendo sus necesidades o saludando. ¡Ten un poquito de paciencia durante vuestras caminatas!

correa para perros

 

Hablar sin utilizar nuestro lenguaje corporal

Hay veces que hablamos a nuestras mascotas sin darnos cuenta de que ellos no pueden entendernos. Aunque son tan listos, que han sido capaces de descifrar nuestro lenguaje corporal para deducir que estamos queriéndoles decir.

Trata de comunicarte con tu perro utilizando tu cuerpo, siendo consciente de tus movimientos. Ellos te entenderán mucho mejor, incluso por la forma en la que los miras.

No les grites aunque estés enfadado, recuerda que así nunca te entenderán y solo conseguirás ponerles nerviosos.

Los Ruidos Fuertes y Olores

El oído de los perros es muy sensible, ya que es uno de sus sentidos más desarrollados.

Así pues, habrás observado que los ruidos fuertes como son la música alta, el secador de pelo, la aspiradora o los fuegos artificiales son insoportables para ellos. Hay perros que habitúan, pero la mayoría se sigue asustando y los detestan.

Por otro lado, existen ciertos olores que aunque para nosotros sean muy agradables, los perros lo detestan. Es el caso de los productos de limpieza de la casa, el ambientador o algún perfume fuerte. Así que cada vez que te intentas dejarlo todo reluciente y utilizar varios limpiadores perfumados, tu perro lo pasa fatal. Intenta evitarlos en lo máximo de lo posible, algunos pueden que sean tóxicos para los animales.

Bañarlo demasiado

Los perros sí que necesitan bañarse, pero no tan a menudo como lo hacemos nosotros. Necesitan su aroma corporal para comunicarse con el resto. Si les bañamos mucho estamos dañando las capas de protección natural de su piel. No les estamos haciendo ningún favor.

La mayoría de los perros se sentirán sometidos y bajo presión en un espacio reducido mientras los mojas y los enjabonas. Nuestro consejo es que te fijes en lo que les gusta más o menos. Ellos te dirán si prefieren el agua templada, caliente o fría, utiliza productos especiales para perros y basa esta actividad en un juego.

Recuerda que los olores fuertes no les agradan demasiado, por lo que no escojas un champú con mucho perfume.

Vestirles o Disfrazarles

Puede ser que veas a tu perrito muy guapo con su chaleco de invierno, pero la mayoría de los perros odian la ropa. Por lo que otra de las cosas que tu perro odia que hagas es disfrazarles o vestirles.

El pelaje de los perros ya es una barrera térmica natural que les ayuda a soportar el frío, por lo que ellos no necesitan abrigo.

No se sienten cómodos si no pueden caminar bien o si llevan algo que no se pueden quitar cuando ellos deseen. Ellos no lo comprenden, observan que llaman mucho la atención y se pondrán inquietos.

Sabemos que existe un gran negocio alrededor de este fenómeno: diseños exclusivos, grandes diseñadores, ropas similares para dueños y mascotas, pero no olvides que a los perros no les interesa para nada la moda. Ellos prefieren ir libres y cómodos.

Cosas que tu perro odia que hagas como la falta de estructura y de reglas

Los perros necesitan una reglas, tener reglas no les hace la vida más aburrida o infeliz. Son más felices y se encuentran más relajados. Les encanta saber qué deben de hacer de acuerdo a su líder. Las reglas les convierten su vida perruna más predecible, menos confusa y menos estresante.

Pero hay que tener en cuenta, que ellos no entienden que se les permita saltar hacía a ti cuando llevas ropa de casa, y que no se lo permitas cuando vas vestido para ir a trabajar. Tampoco entienden que les permitas subirse en el sofá recién salidos del baño, pero cuando vienen del parque no se lo permitas. Ellos necesitan aprender lo que está bien y lo que está mal.

Los perros disfrutan conociendo sus límites y son recompensados positivamente cuando lo hacen bien.

Un perro requiere una rutina que le haga sentirse tranquilo. Aliméntalo y paséalo siempre a la misma hora para que se sienta mejor.

Por otro lado, intenta no dejarlo solo mucho tiempo. Son animales que viven en manada y se sentirán inseguros si están mucho tiempo solos.

Estas son algunas de las cosas que tu perro odia que hagas, pero tranquilo, las irás descubriendo poco a poco. Intenta molestarlo lo menos posible y disfruta del mayor tiempo con él. Seguro que te verás recompensado.

Más consejos de Collares de Perro.

El primer paseo de mi perro ¿Qué debo de saber? · ¿Cómo eliminar las garrapatas a mi perro? · Evitar el Mal Aliento de los Perros