Las plantas venenosas de casa que igual no conocías

Desde Collares-perros.es queremos mostrarte las 17 plantas más venenosas e incluso algunas hasta mortales para nuestra mascota. Igual, esa planta tan hermosa que tienes en casa puede ser un gran peligro para tu perro.

Cuando llega la primavera empiezan a crecer y florecer como cada año plantas por todos sitios, tanto en el campo, en el parque como en nuestras propias viviendas. Es en este momento con la proliferación de las plantas es cuando los perros se dedican a purgar su interior y por lo general se comen todo lo que encuentran en su camino.

Esta práctica no siempre resulta positiva, pues hay multitud de plantas a nuestro alrededor que son tóxicas o venenosas y que pueden ocasionar daños leves como dermatitis y/o diarreas, o graves con fuertes cuadros gastrointestinales e incluso en casos extremos la muerte del animal.

Aunque siempre hay que permanecer atento a lo que nuestra mascota pueda ingerir, podría llegar a tomar de forma accidental una de estas fatídicas plantas. Uno de los mejores métodos preventivos es educar desde cachorro a nuestro perro para que no coma ninguna planta, sobre todo durante esta etapa que devoran todo lo que pueden.

Para que puedas tener mayor precaución te hablamos de plantas venenosas para las mascotas que puedes encontrar en tu casa o en tu vida cotidiana.

Las 17 plantas más tóxicas para tu mascota

Hortensia

Con esta planta al ingerir el perro sus hojas o flores se presentará un cuadro general de vómito, diarreas y desorientación.

hortensia

Campanilla

También llamada Correhuela o Ipomea, sus flores son moradas y las partes tóxicas se encuentran en las raíces y semillas a pesar que el resto de la planta es purgante. Con el consumo de esta planta se presentan los efectos generales además de alucinaciones de forma transitoria.

campanilla

Potos

Es una planta muy habitual en las casas, provoca un efecto rápido en el aparato digestivo que ocasiona vómitos.

potos

Adelfa o Laurel de campo

Planta ornamental muy utilizada en parques y jardines. En este caso cualquier parte de la planta es tóxica. Sus síntomas son: malestar general, molestias gastrointestinales, dolor abdominal, fiebre, somnolencia e incluso trastornos cardíacos como taquicardias o arritmias, podría llegar a producir la muerte de la mascota por paro cardiaco.

adelfa

Acebo

Semillas, frutos y hojas resultan venenosos para el perro, produce trastornos gastrointestinales, malestar general, somnolencia y dolor abdominal. También en este caso si el consumo es muy grande podría morir el perro por shock.

acebo

Flor de Pascua

Esta hermosa planta contiene un alto contenido de látex en su interior, lo que provoca picazón, ampollas, dermatitis si se toca, en caso de ingesta los síntomas son los clásicos vómitos, salivación o diarreas.

flor de pascua

Muérdago

Nos traslada irremediablemente a la navidad, pero ya su apariencia nos dice que no se debe tocar y mucho menos comerla. La toxicidad en esta planta se encuentra en sus frutos. Para llegar a producir daño sería necesario ingerir grandes cantidades en este caso se presenta un cuadro general de daños.

muerdago

Filodendro

Todas sus partes resultan nocivas, incluso solo por lamerla los síntomas aparecen de forma inmediata y estos son: ardor y dolor bucal e intestinal, diarreas, vómitos y ampollas. En casos excesivos puede provocar la muerte.

Filodendro

Azalea

Conocida también como Rododendro. Sus flores son de color rosa y con forma estrellada y estas junto con sus hojas son las que contienen toxicidad. El primer síntoma es la desorientación y la languidez muscular que viene acompañados de síntomas generales como son la salivación, vómitos y diarrea. El perro queda en un estado de apatía total.

Azalea

Hiedra

Todo lo concerniente a esta planta es venenoso, pero lo más nocivo son sus frutos. Simplemente con contacto cutáneo los pelillos que recubren sus hojas ocasionan dermatitis y comiéndola los daños son los habituales vómitos, diarreas, etc.

hiedra

Ciclamen

Esta planta contiene ciclamina que es un purgante muy tóxico que se encuentra especialmente en la raíz de planta. Tras su ingesta los síntomas que aparecen son: vómitos, diarreas, dolores intestinales, malestar general, insuficiencia renal, convulsiones e incluso parálisis.

CICLAMEN

Higuera del Diablo

Puede llegar a ocasionar la muerte en grandes dosis, sus semillas contienen una proteína tóxica muy conocida como Ricino. En caso de que la ingesta se menor aparecerán fuertes dolores abdominales, vómitos, somnolencia y desorientación.

higuera del diablo

Clivia Maniata
resulta tóxica la planta al completo debido al oxalato de calcio que genera, los síntomas son lo generales añadiéndole irritación del animal.
clivia miniata

Costilla de Adán

Esta planta la única parte que no resulta nociva es su fruto. Los síntomas que presenta el perro cuando la como son principalmente inflamación de esófago, cuello y boca y alteraciones gastrointestinales.

costilla de adam planta

Alas de Ángel

Todas las variantes de esta planta son venenosas. Los síntomas son parecidos a los de la Costilla de Adán. Ardor y salivación excesiva, inflamación de esófago, cuello y boca y alteraciones gastrointestinales, disnea y dolor abdominal.

alas de angel planta

Difenbaquia

Todo su conjunto resulta tóxico pero especialmente las hojas, el tallo y el líquido de color blanco que circula por su interior. Sus síntomas son los mismos que los del Filodendro y al igual que este puede producir la muerte en casos extremos aunque esto no suele ocurrir porque el veneno pica al momento y el perro deja de mordisquear rápidamente.

difenbaquia

Tejo

La única parte que se libra de ser tóxica en esta planta es el fruto. En la antigüedad esta planta se utilizaba para impregnar las puntas de las flechas por lo letal que resulta su veneno. Cuando consiguen sobrevivir a esta planta lo normal es que queden secuelas.
En caso que tu mascota ingiera por accidente una de estas plantas debes acudir lo antes posible al veterinario para ser tratado adecuadamente.

tejo hoja