¿Cómo pasear a nuestro perro?

Existen dos tipos de salida para nuestros perros, ambos necesarios, una fundamentalmente para hacer sus necesidades fisiológicas y otra en la que se ejercite de forma física y psicológica. Tanto si el perro es adulto o cachorro, necesitará un par de salidas para socializar con otros perros y a su vez hacer ejercicio, asimismo serán necesarias tres salidas al día para hacer sus necesidades.

Para que el paseo con tu perro sea agradable, puedes seguir estos consejos utilizados por los adiestradores caninos, respecto a collares, traillas, collares personalizados, juguetes, premios y las menos queridas pero necesarias bolsas para recoger los excrementos de nuestra mascota.

El Collar de nuestro perro

Para que el collar no afecte a la aptitud del perro, es aconsejable que este sea lo más ligero posible, así el animal prácticamente no lo sentirá y no se estará incómodo. Los materiales más adecuados para conseguir este efecto son los collares de piel o collares de biothane que es un producto sintético considerado uno de los más resistentes del mercado, muy eficaz contra mordeduras, rozaduras y resistente al deterioro producido por el sol. Muchos adiestradores consideran que para conseguir la conducta desea para nuestro perro hay formas más afables que los collares eléctricos.

Si prefieres una trailla

Al igual que con los collares para perros, es conveniente que la trailla sea ligera. Para pasear nuestra mascota lo mas apropiado es que la trailla no vaya tensa sino en forma de U pues la tensión provoca mayor inquietud en el perro y supone que el animal quiera correr y tirar mas aún. El largo aconsejado es de un mínimo de dos metros.

Recomendable un collar personalizado

Es probable, que en algunas ocasiones o por algún motivo el perro se asuste, eche a correr y se pierda. Cuántas veces nos hemos encontrado perros desorientados buscando su casa. Por esto son muy útiles los collares personalizados en los que puedes poner un número de teléfono para que la pérdida de tu mascota dure lo menos posible.

pasear con perro

Los juguetes, tu mejor aliado

Para fortalecer conexión con el dueño y fomentar el ejercicio físico, tan necesario para el perro, el juego es una buena herramienta para conseguirlo. Llevando un juguete al parque en sus salidas conseguirás este objetivo.

Tu perro se merece un premio!

Los premios son imprescindibles cuando pasees con tu mascota. No olvides que toda conducta premiada va a conseguir que el perro quiera repetirla y así conseguirás que se fortalezca la relación entre dueño y perro para que camine a tu lado, haga sus necesidades donde debe, acuda cuando le llames etc..

Recogida de excrementos de nuestro perro

Necesitarás una bolsa para recoger los excrementos de tu perro. A todos nos gusta salir al parque con nuestra mascota y que ni ellos ni nosotros pisemos una “caca”. Es una cuestión de civismo.

Comportamiento en el parque

En el parque, cuando salgas al parque lleva al perro siempre atado hasta llegar, una vez allí si es un lugar seguro, no hay calles cercanas o tiene algún cercado es aconsejable que lo sueltes así le será fácil hacer sus necesidades distanciándose y olfateando los sitios donde lo hicieron otros perros.

Teniendo al animal suelto se consigue que socialice con otros perros y evitar que se peleen. Aprovecha esta libertad para entrenar, que acuda cunado le llames y prémiale cuando obedezca. Un desacierto muy común es soltar el perro al llegar al parque y quedarse quieto distraído con otros amos mientras los animales juegan.

Al no tener llamadas de atención del dueño los perros puede olvidarse de ellos y distraerse con balones de futbol, niños corriendo, alejarse, perseguir coches etc.. Por ello es aconsejable moverse de vez en cuando e ir atrayendo su atención y así lograr que el perro esté pendiente de su dueño.

Cada cuanto tiempo debo sacar a mi perro a pasear

Es de gran importancia ofrecerle al perro el ejercicio diario que necesita, de forma constante. Si esto no se hace regularmente y el ejercicio que se le proporciona es escaso, buscan algo con que entretenerse pues necesitan mantenerse ocupados mental y físicamente, entonces empiezan los malos comportamientos como romper cosas, agresividad, ansiedad, sobreexcitación e incluso depresión, etc…